Azúcar y postres

Lo mejor es reservar los dulces y postres para ocasiones especiales, para que no deje de comer los alimentos más nutritivos que necesita su organismo. Si necesita algo para saciar su antojo de algo dulce, trate de comer una fruta fresca o ensalada de frutas. Si decide incluir un postre en su plan de alimentación, asegúrese de que sea en porciones pequeñas.

Tener diabetes no significa que nunca volverá a comer pastel de cumpleaños o tarta de calabaza. Con un poco de planificación, puede comer una porción pequeña de su postre preferido de vez en cuando, y aun así mantener su diabetes bajo control.

Alboroto sobre el azúcar

Muchas personas creen que el azúcar causa diabetes. Este es un asunto complicado. Consumir azúcar no tiene nada que ver con tener diabetes tipo 1. Las causas de la diabetes tipo 1 son aspectos genéticos y otros factores desconocidos que hacen que se presente la enfermedad.

Uno de los principales factores de riesgo de la diabetes tipo 2 es tener sobrepeso, y el consumo de calorías de cualquier fuente contribuye a subir de peso. Sin embargo, los estudios han demostrado que tomar bebidas con azúcar está relacionado con la diabetes tipo 2, y la Asociación Americana de la Diabetes recomienda que las personas limiten su consumo de bebidas endulzadas con azúcar para ayudar a prevenir la diabetes.

En el pasado, se les decía a las personas con diabetes que evitaran el azúcar del todo. Los expertos pensaban que consumir azúcar elevaría demasiado el nivel de glucosa en la sangre.

Los estudios sobre este asunto han demostrado que aunque el tipo de carbohidrato puede tener un efecto en la rapidez con que se eleva el nivel de glucosa, la cantidad total de carbohidratos que consume tiene un mayor efecto en su nivel de glucosa en la sangre que el tipo de carbohidrato. Ahora los expertos concuerdan en que puede sustituir cantidades pequeñas de azúcar por los otros carbohidratos que contengan los alimentos en su plan de alimentación y, aun así, mantener su nivel de glucosa bajo control.

Eso no significa que puede comer todo el azúcar que quiere. La mayoría de los dulces contienen una gran cantidad de carbohidratos en una porción muy pequeña. Por lo tanto, debe asegurarse de consumir una porción pequeña.

Reservar los dulces para las ocasiones especiales es la manera más saludable de comer para que su plan de alimentación se pueda concentrar en los alimentos más ricos en nutrientes como vegetales, menestras, granos integrales, fruta, productos lácteos sin grasa, pescado y carne magra.

Si tiende a comer dulces en exceso, no los compre. En vez, planee comer postre solo cuando esté fuera de casa. Comparta el postre con un amigo para ceñirse a su plan.

Cómo incluir dulces en su Plan de alimentación

La mayoría de los endulzantes tienen calorías y carbohidratos. Ejemplos:

  • azúcar de mesa (también llamada azúcar blanca o sucrosa)
  • azúcar sin refinar
  • azúcar de caña
  • miel de caña
  • azúcar de remolacha
  • miel
  • azúcar rubia
  • melaza
  • fructosa
  • miel de arce o maple
  • néctar de agave
  • azúcar molida
  • azúcar en polvo
  • azúcar turbinada
  • jarabe de maíz con alto contenido de fructosa
  • jarabe de arroz o de arroz integral

La clave para mantener el nivel deseado de glucosa en la sangre es sustituir alimentos que contengan carbohidratos en sus comidas y bocadillos por porciones pequeñas de dulces y endulzantes.

Entre los alimentos que contienen carbohidratos se encuentran (pero no se limitan a):

  • pan
  • tortillas
  • arroz
  • galletas
  • cereal
  • fruta
  • jugo
  • leche
  • yogur
  • papa
  • maíz
  • arvejas

Para muchas personas, la cantidad adecuada de carbohidratos en las comidas es de 45 a 60 gramos. El tamaño de las porciones es importante. Para incluir dulces en su comida, puede comer postre en lugar de otros alimentos con carbohidratos en la misma comida.

Por ejemplo, si quiere comer galletas con su almuerzo, debe remplazar los otros alimentos con carbohidratos. Si de almuerzo come un sándwich de pavo con dos rebanadas de pan, daría los siguientes pasos para hacer la sustitución:

  1. El primer paso es identificar los alimentos con carbohidratos en su comida. El pan es un carbohidrato.
  2. Decide remplazar las dos rebanadas de pan regular por dos rebanadas de pan con pocas calorías (con la mitad de los carbohidratos) y comer dos galletas. Son equivalentes.
  3. La cantidad total de carbohidratos de la comida sigue siendo el mismo.

Cómo usar la Etiqueta de datos de nutrición

También puede usar la Etiqueta de datos de nutrición de los alimentos como guía. Lo primero en que debe fijarse es el tamaño de la porción. Lo segundo es el total de carbohidratos. Esto le indica cuántos carbohidratos hay en una porción del alimento.

Afirmaciones en la etiqueta
Los alimentos que indican que no contienen azúcar, que no se les ha agregado azúcar, que tienen una cantidad reducida de azúcar y que son dietéticos de todos modos pueden contener carbohidratos. El azúcar es apenas un tipo de carbohidrato que afecta el nivel de glucosa en la sangre. Para la cantidad completa de carbohidratos, fíjese en el Panel de datos de nutrición en vez de fiarse en el frente de la caja.

Azúcar en la etiqueta                                                                                 
Se enumera el azúcar bajo el Total de carbohidratos en la Etiqueta de datos de nutrición. Tenga en cuenta que incluye tanto el azúcar agregada como natural, como por ejemplo, la que se encuentra naturalmente en las pasas.

El azúcar mencionada en la etiqueta no incluye los alcoholes de azúcar que hay en el producto. Los fabricantes de alimentos tienen la opción de enumerar los alcoholes de azúcar en la etiqueta. (El total de carbohidratos incluye los alcoholes de azúcar). Algunos fabricantes mencionan los alcoholes de azúcar en la etiqueta y otros no. Si un alimento no enumera alcoholes de azúcar en la etiqueta, puede buscarlos en la lista de ingredientes. Busque ingredientes que terminan en "ol", como maltitol o sorbitol.

Lo más importante que debe buscar
Si no tiene mucho tiempo cuando lee las etiquetas, simplemente fíjese en el total de carbohidratos en un alimento. El total de carbohidratos incluye almidones, fibra, azúcar y alcoholes de azúcar. La cantidad que le indica el total de carbohidratos le dará un número bastante exacto para contar carbohidratos.

Es más beneficioso usar el total de carbohidratos porque incluye tanto azúcares como almidones. Si solo se fija en el contenido de azúcar, no estará contando los almidones en el alimento.

  • La última revisión: November 20, 2013
  • última edición: February 19, 2014