El reto de la comida rápida

Aunque no lo crea, puede seleccionar comida rápida saludable. ¿Cómo? Sepa exactamente lo que va a pedir y planee con tiempo.

  • Tenga en mente estas reglas de buena nutrición:
  • Coma una variedad de alimentos en cantidades moderadas.
  • Incluya vegetales sin almidón en cada comida.
  • Escoja granos integrales.
  • Limite las "grasas malas": la grasa saturada y grasa trans.
  • Limite la sal lo más posible.
  • Coma porciones moderadas.
  • Siga las pautas que ha acordado con su nutricionista o médico.

Pida sensatamente

La clave es lo que pide. Es fácil comer suficiente grasa, sal y calorías para todo un día en una sola comida rápida. Pero también es posible hacer selecciones sensatas y comer algo bastante saludable.

Estos son algunos consejos para ayudarlo a hacer una buena selección:

  • Pida ver la información nutricional sobre las comidas. La mayoría de los sitios de comida rápida la tienen disponible en algún lugar del restaurante. También puede leerla previamente en Internet.
  • Tenga en cuenta que la comida rápida promedio puede tener 1,000 calorías o más y aumentar el nivel de glucosa en la sangre por encima del límite deseado.
  • Conozca el valor nutricional de los alimentos que pide. Si bien existen buenas opciones de comida rápida, la mayoría de ellas tienen un alto contenido de grasa y calorías.
  • Si quiere una comida combo, pida sustituir las papas fritas por una ensalada pequeña, zanahorias o manzana en tajadas.
  • Si come comida rápida, asegúrese de que las demás comidas del día contengan alimentos más sanos, como vegetales que no están fritos, fruta y granos integrales.
  • Piense en cómo se preparan sus alimentos. El pollo y pescado pueden ser buenas opciones, pero pueden tener más calorías y grasa si están empanizados y fritos en abundante aceite.

Consejos para el desayuno

Si su desayuno es una comida rápida, escoja un huevo con una tostada de pan integral o English muffin. O pruebe fruta y yogur con un poco de nueces.

Evite los bizcochitos o muffins llenos de azúcar, grasa y calorías. Incluso los que tienen "poca grasa" generalmente tienen muchas calorías en una cantidad pequeña de comida. Además beba leche con bajo contenido de grasa.

Pida cereal frío con leche descremada, panqueques con miel sin azúcar o huevos revueltos sin agregados. Limite su consumo de tocino o salchichón, ya que tienen mucha grasa saturada.

Medidas simples que mejoran su comida

La comida rápida se queda con nosotros más de lo que quisiéramos, en forma de peso extra. Con un poco de información, puede evitarlo.

No pida lo más grande

Esté atento a palabras como jumbo, giant, deluxe, biggie-sized o super-sized. Las porciones más grandes tienen más calorías. También tienen más grasa saturada, colesterol y sal.

Evite las hamburguesas dobles y los "súper" hot dogs con queso, chili o salsas.

En vez, pida un sándwich de tamaño regular o junior.

Nada extra

Pida la comida sin salsas ni mayonesa. Agregue sabor con mostaza y hágala crocante con lechuga, tomate y cebolla.

Pida su sándwich o hamburguesa sin queso. Tiene 100 calorías adicionales por onza, y también más grasa y sodio.

Escoja sándwiches a la plancha o a la parrilla, con carnes como asado, pavo, pechuga de pollo o jamón magros.

Esté atento al pan

Olvídese de los croissants o panecillos tipo biscuit. Pida su sándwich en un bollo, pan de molde o English muffin para evitar consumir calorías y grasa de más.

Escoja una ensalada

Escoja el bufé de ensaladas y sírvase zanahoria, pimiento, cebolla, apio, brócoli, coliflor, espinaca y otros vegetales. Agregue unas cuantas semillas de girasol para comer grasa saludable y proteína magra como pollo a la parrilla o menestras que le dan proteína adicional.

Tenga cuidado con las ensaladas de papa o fideos, que tienen mucha mayonesa y otros alimentos con muchas calorías como aliños, trocitos de tocino, queso y croutons.

Preste atención a la comida internacional

Pida burritos de frijoles, tacos blandos, fajitas y otros alimentos no fritos cuando coma comida rápida mexicana. Escoja pollo en vez de carne de res. Limite los frijoles refritos. O pregunte si tienen frijoles no refritos.

Agregue mucha lechuga, tomate y salsa, pero cuidado con el queso, la crema agria y el guacamole.

Evite las ensaladas en tortillas fritas. Cada una puede tener ¡más de 1,000 calorías!

La pizza puede ser una buena selección de comida rápida. Opte por corteza delgada y vegetales. Limítese a una o dos tajadas. La carne y el queso adicional agregan calorías, grasa y sodio.

La comida china parece ser una opción sana, pero muchos platos son fritos en abundante aceite o tienen un alto contenido de grasa o sodio, especialmente en las salsas. Puede pedir la salsa al costado para comer menos de ella.

El pollo frito sin piel puede tener casi la misma cantidad de grasa que el pollo con piel.

Termine bien

Concluya su comida con un yogur congelado sin azúcar ni grasa o un cono pequeño de yogur descremado. Mejor aun, traiga una fruta de casa.

Los sorbetes y raspadillas tienen menos grasa y calorías que el helado, pero están repletos de azúcar. Pueden elevar demasiado el azúcar en la sangre si cuenta el carbohidrato adicional en su plan de alimentación.

Salir a comer puede ser uno de los grandes placeres de la vida. Escoja los alimentos adecuados, pida lo que necesita y consuma comidas sanas en casa para compensar. Puede pasarla bien y a la vez controlarse bien la diabetes.

  • La última revisión: June 27, 2014
  • última edición: June 30, 2014

Articles from Diabetes Forecast® magazine:

Diabetes Forecast