Póngase en marcha – Consulte con su médico

No importa si ha sido una persona activa en el pasado o no; es buen momento para empezar. Pero si nunca ha hecho mucha actividad o no lo hace desde hace tiempo, es importante comenzar lentamente.

Si no está seguro sobre su estado de salud, consulte con su médico antes de hacer cambios importantes en su plan de ejercicio.

Durante su cita:

  • Dígale al proveedor de servicios médicos si tiene algún tipo de dolor de pecho.
  • Informe al proveedor de servicios médicos sobre problemas de articulaciones o huesos que le dificultan hacer ejercicio.
  • Pregúntele de qué manera un aumento en su nivel de actividad puede tener un impacto en los medicamentos que toma para la diabetes, hipertensión o enfermedades del corazón.
  • Pregúntele cuáles ejercicios puede hacer de manera segura y cuáles debe evitar.
  • Pregúntele si debe evitar la actividad en ciertas ocasiones.


Su proveedor de servicios médicos debe apoyarlo en sus esfuerzos por hacer más actividad física. Si usted tiene otros problemas de salud, aparte de diabetes, como enfermedades del corazón, problemas de la vista o los ojos (retinopatía) o problemas neurológicos (neuropatía), es posible que existan ciertas limitaciones con respecto a la actividad física. Su médico puede indicarle qué ejercicios son mejores para usted y qué actividades debe evitar.

Si desea averiguar más sobre cómo hacer ejercicio de manera segura si tiene complicaciones específicas de la diabetes, lea el recuadro de abajo.

  • La última revisión: August 22, 2013
  • última edición: December 9, 2013