El tratamiento de la diabetes gestacional

Ya que la diabetes gestacional puede afectarla a usted y a su bebé, debe iniciar el tratamiento de inmediato.

El tratamiento para la diabetes gestacional tiene como propósito mantener un nivel de glucosa en la sangre equivalente al de las embarazadas sin diabetes gestacional. El tratamiento para la diabetes gestacional siempre incluye menús especiales y la programación de actividad física. También puede incluir pruebas diarias de glucosa e inyecciones de insulina.

Si se está midiendo glucosa, la Asociación Americana de la Diabetes sugiere los siguientes niveles objetivo para las embarazadas con diabetes gestacional. Es posible que ciertas personas requieran objetivos más o menos rigurosos.

  • Antes de una comida (preprandial): 95 mg/dl o menos
  • 1 hora después de una comida (postprandial): 140 mg/dl o menos
  • 2 horas después de una comida (postprandial): 120 mg/dl o menos

Necesita ayuda de su médico, enfermero dedicado a la instrucción y otros miembros de su equipo de salud a fin de que se hagan los cambios necesarios al tratamiento para la diabetes gestacional. En las embarazadas, el tratamiento para la diabetes gestacional ayuda a reducir el riesgo de parto con cesárea que se requiere con bebés muy grandes.

Seguir su tratamiento para la diabetes gestacional hará que se mantenga sana durante el embarazo y parto, y ayudará a evitar que su bebé tenga problemas de salud en el futuro.

Evite preocuparse excesivamente

Aunque la diabetes gestacional es motivo de preocupación, lo bueno es que usted y su equipo de salud —su médico, obstetra, enfermero dedicado a la instrucción y nutricionista—están trabajando juntos para reducir el nivel de glucosa en la sangre. Y con esta ayuda, puede trasformar sus inquietudes en un embarazo saludable para usted y un bebé sano desde el principio.

Después de la diabetes gestacional

La diabetes gestacional por lo general desaparece después del embarazo. Pero una vez que alguien ha tenido diabetes gestacional, el riesgo de tenerla en embarazos futuros es de 2 en cada 3 casos. Sin embargo, algunas mujeres descubren que tienen diabetes de tipo 1 o 2 durante el embarazo. Es difícil determinar si dichas mujeres tienen diabetes gestacional o simplemente comenzaron a tener indicios de diabetes durante el embarazo. Ellas deben continuar recibiendo tratamiento para la diabetes después del embarazo.

A muchas mujeres que tienen diabetes gestacional les da diabetes de tipo 2 años más tarde. Al parecer existe una relación entre la tendencia a tener diabetes gestacional y la diabetes de tipo 2. Con tanto la diabetes gestacional como la diabetes de tipo 2 hay resistencia a la insulina. Ciertos cambios básicos en su estilo de vida pueden ayudarla a prevenir la diabetes después de la diabetes gestacional.

Pierda peso para reducir el riesgo de tener diabetes

¿Tiene sobrepeso de más de 20% de su peso ideal? Perder apenas unas cuantas libras puede ayudar a que no le dé diabetes de tipo 2.

Escoja alimentos saludables. Siga simples directrices a diario, como comer una variedad de alimentos que incluye fruta y vegetales frescos, limitar el consumo de grasa a 30% o menos de las calorías diarias y disminuir el tamaño de las porciones. Los buenos hábitos de alimentación pueden ayudar mucho a prevenir la diabetes y otros problemas de salud.

Haga ejercicio. El ejercicio frecuente permite que el cuerpo use la glucosa sin requerir insulina adicional. Esto ayuda a combatir la resistencia a la insulina y por eso el ejercicio es beneficioso para las personas con diabetes. Nunca inicie un programa de ejercicio sin consultar con su médico.

  • La última revisión: October 1, 2013
  • última edición: November 22, 2013