Presión alta

Casi 1 de cada 3 adultos estadounidenses tiene presión alta. El corazón debe esforzarse más cuando usted tiene la presión alta, y su riesgo de enfermedades del corazón, derrame y otros problemas aumenta.

La presión alta no desaparece sin tratamiento. Este puede incluir cambios de estilo de vida y, si el médico lo receta, medicamentos.

¿Qué es la presión arterial?

La presión arterial es la fuerza del flujo de sangre dentro de los vasos sanguíneos. Su médico toma nota de su presión arterial con dos números, como 120/80, que posiblemente lo oiga expresar como "120 sobre 80". Ambos números son importantes.

El primer número es la presión cuando el corazón late y empuja la sangre por los vasos sanguíneos. Los proveedores de atención médica se refieren a ella como la presión "sistólica". El segundo número es la presión cuando los vasos se relajan entre latidos. Se llama presión "diastólica".

Los números significan lo siguiente:

Presión saludable: menos de 120/80
Inicios de presión alta: entre 120/80 y 140/90
Presión alta: 140/90 o más alta

Cuanto más baja la presión, mayor la probabilidad de retrasar o prevenir un ataque al corazón o derrame.

Presión alta o hipertensión es cuando la sangre pasa por las arterias con demasiada fuerza.

El corazón debe esforzarse más cuando la presión arterial es alta, y aumenta su riesgo de enfermedades del corazón y diabetes. La presión alta aumenta el riesgo de ataques al corazón, derrames y problemas con los ojos y riñones. La presión alta es un problema que no desaparece solo; requiere tratamiento y cambios de alimentación y estilo de vida.

Siempre debe tener una idea sobre su presión, así como saber su peso y estatura.

¿Cómo sé si tengo la presión alta?

La presión alta no tiene síntomas. Usted no sabe que la tiene alta a no ser que su profesional de atención médica le tome la presión. Haga que le tomen la presión en cada consulta médica o por lo menos una vez cada dos años (las personas que no tienen diabetes u otros factores de riesgo de enfermedades del corazón).

¿Qué puedo hacer para que me baje la presión?

Estos consejos fáciles pueden ayudar a que le baje la presión:

  • Colabore con su proveedor de servicios médicos para encontrar un plan de tratamiento adecuado para usted.
  • Coma pan y cereal de grano integral.
  • Para darle sabor a la comida, pruebe hierbas y especias en vez de sal.
  • Lea las etiquetas de alimentos y escoja los que tienen menos de 400 mg de sodio por porción.
  • Baje de peso o tome medidas para evitar subir de peso.
  • Limite el consumo de bebidas alcohólicas y pregúntele a su proveedor de servicios médicos si puede tomar alcohol.
  • Si fuma, obtenga ayuda para dejar de hacerlo.
  • Pregúntele a su proveedor de servicios médicos sobre los medicamentos para ayudar a bajarle la presión. Ejemplos de este tipo de medicamentos son los inhibidores de enzimas conversoras de angiotensina, antagonistas de los receptores de angiotensina II, beta bloqueadores, bloqueadores de los canales de calcio y diuréticos.

  • La última revisión: October 29, 2013
  • última edición: January 3, 2014