El cuidado de la piel

La diabetes puede afectar cualquier parte del cuerpo, incluida la piel. Hasta un tercio de las personas con diabetes tienen en algún momento en la vida una afección a la piel causada o afectada por la diabetes. De hecho, a veces tales problemas son el primer indicio de que la persona tiene diabetes. Afortunadamente, es posible prevenir o tratar fácilmente la mayoría de las afecciones de la piel si se detectan a tiempo.

Buen cuidado de la piel

Puede hacer varias cosas para evitar problemas de la piel:

Controle bien su diabetes. Las personas con un alto nivel de glucosa tienden a tener la piel reseca y menos capacidad de combatir bacterias dañinas. Ambos factores aumentan el riesgo de infección.

  • Mantenga la piel limpia y seca. Use talco en puntos de contacto de piel con piel, como las axilas y la ingle.
  • Evite los baños y duchas muy calientes. Si tiene la piel seca, no tome baños de burbujas. Los jabones humectantes pueden ayudar. Luego use una crema regular de piel, pero no se la ponga entre los dedos. La humedad adicional en esa zona puede contribuir a que le salgan hongos.
  • Evite la piel reseca. Si tiene comezón o sequedad en la piel, rascarse puede causar llagas e infecciones. Póngase humectante en la piel para evitar que se raje, especialmente cuando hace mucho frío o viento.
  • Cúrese los cortes de inmediato. Lave los cortes leves con agua y jabón. No use antiséptico de mercurio cromo, alcohol o yodo para limpiar la piel porque son demasiado fuertes. Solo use antibiótico en crema o ungüento si su médico lo aprueba. Tape los cortes leves con una gasa estéril. Vaya al médico de inmediato si tiene un corte, quemadura o infección serios.
  • Durante los meses secos y de mucho frío, mantenga más húmeda su casa. En lo posible, báñese con menos frecuencia durante esos meses.
  • Use champús suaves. No use rociadores de higiene íntima.
  • Vaya al dermatólogo (médico de la piel) si tiene problemas de la piel que no ha podido resolver solo.
  • Cuídese mucho los pies. Examíneselos a diario en busca de llagas y cortes. Póngase zapatos anchos, que le queden bien y sin tacos. Examine sus zapatos en busca de objetos extraños antes de ponérselos.

Complicaciones de la piel

Si tiene un problema de la piel, lea nuestra página de complicaciones de la piel.

 

  • La última revisión: October 23, 2013
  • última edición: November 1, 2013