Antes del embarazo

A pesar de los avances, los bebés de madres con diabetes, particularmente mujeres con un mal control de la diabetes, aún corren mayor peligro de tener defectos congénitos al nacer. Un alto nivel de glucosa en la sangre y cetonas (sustancias que en grandes cantidades son tóxicas para el bebé) pasan al bebé por la placenta. Estas aumentan la probabilidad de defectos congénitos.

Un alto nivel de glucosa en el primer trimestre —el periodo en que los órganos del bebé se forman— aumenta el riesgo de defectos congénitos y también abortos espontáneos. Ya que los órganos de los bebés se terminan de formar siete semanas después de la última menstruación de la madre, cuando posiblemente recién se enteró de su embarazo, es importante controlar el nivel de glucosa en la sangre antes de salir embarazada.

Como estas semanas iniciales son tan importantes para su bebé, debe planear su embarazo. Si su nivel de glucosa no está dentro de los niveles deseados, esfuércese por controlar la diabetes antes de salir embarazada. Es buena idea tener buen control de la glucosa en la sangre tres a seis meses antes del momento en que planea salir embarazada. Lo ideal es tener un excelente control de la glucosa durante el embarazo como también después.

Estos son algunos de los riesgos posibles para la madre y el bebé si el nivel de glucosa es demasiado alto durante el embarazo:

Riesgos para el bebé

  • Parto prematuro
  • Aborto espontáneo
  • Defectos congénitos (que generalmente no son un riesgo para las mujeres con diabetes gestacional)
  • Macrosomía (dar a luz a un bebé grande)
  • Bajo nivel de glucosa en el parto (hipoglucemia)
  • Ictericia prolongada (piel amarillenta)
  • Síndrome de dificultad respiratoria

Riesgos para la madre

  • Peores problemas de los ojos característicos en las personas con diabetes
  • Peores problemas de los riñones característicos en las personas con diabetes
  • Infecciones de la vejiga y el área vaginal
  • Preeclampsia (presión alta, por lo general con proteína en la orina)
  • Parto difícil o con cesárea

Nivel deseado de glucosa en la sangre antes de salir embarazada

  • Antes de la comida: 60-119 mg/dl
  • 1 hora después de la comida: 100-149 mg/dl

Su proveedor de servicios médicos quizá le fije este tipo de objetivos, pero pídale objetivos específicos a su equipo de control.

Además de hacer que su nivel de glucosa esté dentro de los niveles deseados, también es importante formar hábitos para un estilo de vida sano a fin de reducir el riesgo de complicaciones y mejorar la salud de su bebé. Para las mujeres con diabetes, esto significa tener un A1C o hemoglobina glucosilada lo más normal posible (menos de 7%), lograr o mantener un peso saludable, mejorar la alimentación y el ejercicio, y hacerse un examen antes del embarazo.

Un examen previo al embarazo por un médico generalmente incluye: medir el nivel de A1C para asegurarse de que tiene la glucosa bajo control. También incluirá una evaluación de complicaciones, como presión alta, enfermedades del corazón y daño a los riñones, nervios y ojos. Si tiene diabetes tipo 1, su médico probablemente le hará pruebas de función de la tiroides.

También debe hablar sobre los medicamentos y suplementos que toma con su médico para asegurarse de poder seguir tomándolos sin peligro durante el embarazo. Es posible que no sea recomendable tomar durante el embarazo los medicamentos que se usan comúnmente para el tratamiento de la diabetes y sus complicaciones, especialmente las estatinas, inhibidores de la enzima conversora de angiotensina (ACE inhibitors), bloqueadores de receptores de angiotensina (ARB), y la mayoría de las terapias sin insulina.

Mientras logra controlarse la glucosa en la sangre y cambiar sus hábitos de estilo de vida para que sean los apropiados, es importante usar un método de planificación familiar. Las mujeres con diabetes tienen las mismas opciones de anticonceptivos que las mujeres sin diabetes. La píldora anticonceptiva, los dispositivos intrauterinos (IUD), los implantes, los métodos como el diafragma o preservativos, y los espermicidas son formas de reducir el riesgo de un embarazo no planeado. El método que escoja depende de su historia médica y las preferencias propias y de su pareja.

Si tiene cualquier inquietud, asegúrese de mencionársela a su equipo de atención médica.

  • La última revisión: October 15, 2013
  • última edición: November 1, 2013