Derrame cerebral

¿Qué es un derrame?

Un derrame, ataque cerebral o apoplejía ocurre cuando el flujo de sangre a parte del cerebro se detiene de repente. Entonces hay daño al tejido cerebral. La mayoría de los derrames ocurren porque un coágulo de sangre bloquea un vaso sanguíneo en el cerebro o el cuello. Un derrame puede causar problemas de movimiento, dolor, adormecimiento, además de problemas para pensar, recordar o hablar. Algunas personas también tienen problemas emocionales, como depresión, después de un derrame.

¿Qué relación hay entre la diabetes y los derrames?

Si tiene diabetes, la probabilidad de tener un derrame es 1.5 veces más alta que en personas que no tienen diabetes. Pero puede disminuir el riesgo si cuida de su salud.

¿Cómo sé si tengo un alto riesgo de tener un derrame?

Tener diabetes aumenta el riesgo de derrames. Pero el riesgo es incluso mayor si:

  • tiene más de 55 años
  • es de ascendencia afroamericana
  • ya ha tenido un derrame o un ataque isquémico transitorio (o un pequeño derrame)
  • tiene antecedentes familiares de derrame o ataques isquémicos
  • tiene una enfermedad cardiaca
  • tiene la presión alta
  • tiene sobrepeso
  • tiene alto el colesterol de baja densidad (LDL o malo) y un bajo nivel de colesterol de alta densidad (HDL o bueno)
  • no hace actividad física
  • fuma

Usted no puede cambiar algunos de estos factores de riesgo. Pero sí puede reducir la probabilidad de tener un derrame si se cuida la diabetes y soluciona algunos de los otros factores de riesgo, como adelgazar si tiene sobrepeso. Depende de usted.

¿Cómo puedo reducir el riesgo que corro de tener un derrame?

Para disminuir el riesgo, debe mantener los niveles deseados de glucosa en la sangre, presión arterial y colesterol por medio de una alimentación saludable, actividad física y, si es necesario, medicamentos. Y si fuma, deje de hacerlo. Cada paso que dé ayudará. Mientras más se acerque a sus niveles objetivo, mayor su probabilidad de prevenir un derrame.

¿Cuáles son las señales de advertencia de un derrame?

Las típicas señales de advertencia de un derrame se presentan de repente y pueden incluir:

  • debilidad o entumecimiento de un lado del cuerpo
  • confusión o dificultad para comprender que aparece repentinamente
  • dificultad para hablar
  • mareos, pérdida de equilibrio o dificultad para caminar
  • dificultad para ver en uno o ambos ojos
  • visión doble
  • dolor de cabeza severo

Si tiene indicios de un derrame, llame de inmediato al 9-1-1. Recibir tratamiento lo antes posible después de un derrame puede ayudar a prevenir daño permanente al cerebro.

Examine los síntomas de un derrame con sus familiares y amigos. Asegúrese de que saben lo importante que es llamar al 9-1-1.

Si el flujo de sangre al cerebro se bloquea brevemente, quizá tenga uno o más síntomas temporalmente, lo que significa que ha tenido un ataque isquémico transitorio (o pequeño derrame). Los ataques isquémicos aumentan el riesgo de derrames futuros.

¿Cómo se diagnostica un derrame?

Se le hará una serie de pruebas si se sospecha que tuvo un derrame:

  • Su proveedor de servicios médicos lo examinará en busca de cambios en la función del cuerpo. Por ejemplo, su proveedor analizará su capacidad de mover los brazos y piernas. Es posible que su proveedor de servicios médicos también examine sus funciones cerebrales como su capacidad de leer o describir un cuadro.
  • Las tomografías y pruebas de resonancia magnética hacen tomas especiales para producir imágenes del cerebro.
  • Un electrocardiograma proporciona información sobre la frecuencia y ritmo cardíaco.
  • Una ecografía o prueba de ultrasonido puede mostrar problemas en las arterias carótidas, que llevan la sangre del corazón al cerebro.
  • En una arteriografía cerebral, se le inserta un pequeño tubo en una arteria y se coloca en el cuello. El proveedor de servicios médicos inyecta tinte en la arteria. Luego el proveedor toma radiografías en busca de arterias estrechas o bloqueadas.

¿Qué tratamientos hay para el derrame?

Tratamiento que necesita de inmediato
Le deben dar medicamentos trombolíticos en las horas posteriores al derrame para minimizar el daño. Por eso es importante llamar al 9-1-1 si tiene síntomas.

Tratamientos quirúrgicos que quizá necesite
Hay varias opciones para el tratamiento quirúrgico del bloqueo de los vasos sanguíneos. Incluyen:

  • Cirugía de la arteria carótida, también llamada endarterectomía de la carótida, elimina la grasa acumulada en la arteria y restaura el flujo sanguíneo al cerebro.
  • Un stent carotídeo puede eliminar una obstrucción en un vaso sanguíneo que va al cerebro. Se inserta un pequeño tubo con un globo en el vaso sanguíneo estrecho o bloqueado. Luego se infla el globo para abrir la arteria estrecha. Es posible que se deje un tubo de alambre o stent, en el lugar para ayudar a mantener abierta la arteria.

Otros tratamientos
Su atención tras un derrame incluye tratamientos y ejercicios para restaurar la función o ayudar a las personas a volver a aprender destrezas. Puede incluir terapia física, ocupacional y del habla, como también sicoterapia. Las medidas para evitar problemas en el futuro deben incluir dejar de fumar, tener una alimentación sana, hacer actividad física y controlar la glucosa en la sangre, la presión arterial y el nivel de colesterol.

  • La última revisión: April 30, 2014
  • última edición: June 11, 2014