Estrés

El estrés se presenta cuando algo hace que el cuerpo actúe como si lo estuvieran atacando. Las fuentes de estrés pueden ser físicas, como lesiones o enfermedades, o pueden ser mentales, como problemas con su matrimonio, trabajo, salud o finanzas.

Cuando se presenta el estrés, el cuerpo se prepara para entrar en acción. Esta preparación se llama la respuesta de lucha o huida. En la respuesta de lucha o huida, el nivel de muchas hormonas aumenta marcadamente. El verdadero efecto es poner mucha energía almacenada —glucosa y grasa— a disposición de las células. Estas células luego se preparan para ayudar al cuerpo a alejarse del peligro.

En personas con diabetes, la respuesta de lucha o huida no funciona bien. La insulina no siempre puede liberar energía adicional para las células, por lo que la glucosa se acumula en la sangre.

El efecto del estrés en la diabetes

Muchas fuentes de estrés son amenazas a largo plazo. Por ejemplo, puede tomar meses recuperarse de una cirugía. Si bien la función de las hormonas del estrés es enfrentar el peligro a corto plazo, permanecen en alerta por mucho tiempo. Como resultado, el estrés a largo plazo puede causar que el nivel de glucosa en la sangre aumente a largo plazo.

Muchas fuentes de estrés a largo plazo son mentales. A veces la mente reacciona a un acontecimiento inofensivo como si fuese una amenaza real. Como el estrés físico, el estrés mental puede ser a corto plazo: desde tomar una prueba hasta estar atracado en tráfico. También puede ser a largo plazo: desde trabajar para un jefe exigente hasta cuidar a un padre anciano. Con el estrés mental, el cuerpo libera hormonas sin resultados. Luchar o huir no ayuda cuando el "enemigo" es la propia mente.

En personas con diabetes, el estrés puede tener dos tipos de efectos en el nivel de glucosa en la sangre:

  • Es posible que las personas con estrés no se cuiden bien. Quizá tomen bebidas alcohólicas o hagan menos ejercicio. Es posible que se olviden o no se den el tiempo de medirse el nivel de glucosa o planear buenas comidas.
  • Las hormonas del estrés también pueden cambiar el nivel de glucosa en la sangre directamente.

Los científicos han estudiado los efectos del estrés en el nivel de glucosa en animales y personas. Los ratones con diabetes bajo estrés físico o mental tienen un nivel elevado de glucosa. Los efectos en las personas con diabetes tipo 1 son más variados. Si bien el nivel de glucosa de la mayoría de las personas se eleva con estrés mental, es posible que el nivel de glucosa de otras disminuya. En personas con diabetes tipo 2, el estrés mental a menudo aumenta el nivel de glucosa en la sangre. El estrés físico, como una enfermedad o lesión, causa un nivel más elevado de glucosa en la sangre en personas con cualquiera de los dos tipos de diabetes.

Es fácil averiguar si el estrés mental afecta su control de glucosa. Antes de medirse el nivel de glucosa, califique su nivel de estrés mental del uno al diez. Luego escriba al lado su nivel de glucosa. Después de una semana o dos, trate de detectar un patrón. Hacer un gráfico lo puede ayudar a notar más los patrones. ¿Un alto nivel de estrés a menudo se presenta con un alto nivel de glucosa, y un bajo nivel de estrés con un bajo nivel de glucosa? Si es así, el estrés puede afectar su control de la glucosa.

Reducir el estrés mental

Hacer cambios

Es posible eliminar algunas fuentes de estrés en la vida. Si el tráfico lo altera, por ejemplo, quizá pueda encontrar otra ruta para ir a trabajar o salir de casa suficientemente temprano como para evitar el tráfico. Si su trabajo le amarga la vida, si puede pida que lo trasfieran. O quizá lo ayude hablar con su jefe sobre cómo mejorar las cosas. Como último recurso, puede buscar otro trabajo. Si está enemistado con un amigo o pariente, puede dar el paso inicial para reconciliarse. Para tales problemas, el estrés puede ser el primer indicio de que algo debe cambiar.

También hay otras maneras de combatir el estrés:

  • Inicie un régimen de ejercicio o únase a un equipo de deportes.
  • Tome lecciones de baile o únase a un club de baile.
  • Adopte un pasatiempo o aprenda a hacer alguna manualidad.
  • Ofrézcase de voluntario en un hospital u organización benéfica.

Maneras de enfrentar el estrés

Otra cosa que tiene un efecto en la respuesta de las personas al estrés es la manera en que enfrenta el estrés. Por ejemplo, la reacción de ciertas personas es tratar de resolver el problema. Se dicen a sí mismas, "¿Qué puedo hacer sobre este problema?" Tratan de cambiar su situación para eliminar el estrés.

Otras personas tratan de aceptar el problema. Se convencen de que "este problema en realidad no es tan malo".

Estos dos métodos de hacerle frente al estrés generalmente surten efecto. En las personas que los usan, el nivel de glucosa en la sangre tiende a elevarse menos a raíz de estrés mental.

Aprender a relajarse

Para algunas personas con diabetes, parece beneficioso controlar el estrés con técnicas de relajación, aunque tiende a ayudar más a personas con diabetes tipo 2 que personas con diabetes tipo 1. Esta diferencia tiene sentido. El estrés impide que el organismo libere insulina en personas con diabetes tipo 2, por lo que reducir el estrés puede ser más útil para dichas personas. Las personas con diabetes tipo 1 no producen insulina, por lo que reducir el estrés no tiene este efecto. Algunas personas con diabetes tipo 2 también pueden ser más sensibles a algunas hormonas del estrés. Relajarse puede ayudar al reducir esa sensibilidad.

Hay muchas estrategias que lo pueden ayudar a relajarse:

Ejercicios de respiración

Siéntese o échese sin cruzar las piernas o brazos. Respire profundamente. Luego exhale la mayor cantidad posible de aire. Vuelva a inhalar y exhalar, esta vez relajando los músculos a propósito mientras exhala. Siga respirando y relajándose de 5 a 20 minutos a la vez. Haga ejercicios de respiración por lo menos una vez al día.

Terapia de relajación progresiva

Con esta técnica, que puede aprender en una clínica o de una grabación, se aprietan los músculos y luego se relajan.

Ejercicio

Otra manera de hacer que el cuerpo se relaje es hacer una gran variedad de movimientos. Tres maneras de relajarse con movimientos es hacer círculos con las partes del cuerpo, estirarlas y sacudirlas. Para que este ejercicio sea más divertido, muévase con música.

Remplace pensamientos negativos por positivos

Cada vez que note un pensamiento negativo, piense a propósito en algo que hace que se sienta feliz u orgulloso. O memorice un poema, oración o cita y úsela para remplazar el pensamiento negativo.

Independientemente del método que escoja para relajarse, practíquelo. Así como aprender un nuevo deporte toma semanas o meses de práctica, aprender a relajarse requiere práctica.

Maneras de enfrentar el estrés relacionado con la diabetes

Algunas fuentes de estrés nunca van a desaparecer, haga lo que haga. Tener diabetes es una de ellas. De todos modos, hay formas de reducir los aspectos estresantes de la vida con diabetes. Los grupos de apoyo pueden ayudar. Conocer a otras personas en la misma situación ayuda a que se sienta menos solo. También puede aprender de los consejos de otras personas para enfrentar los problemas. Hacer amigos en un grupo de apoyo puede disminuir la carga de los aspectos estresantes relacionados con el estrés.

También puede ayudar si enfrenta directamente los problemas relacionados con el cuidado de la diabetes. Piense sobre los aspectos de la vida con diabetes que son más estresantes para usted. Puede ser tomar su medicamento o medirse el nivel de glucosa en la sangre con frecuencia, hacer ejercicio o comer lo que debe.

Si necesita ayuda con cualquiera de estos problemas, pídale a un miembro de su equipo de control de diabetes que le recomiende a un profesional. A veces el estrés puede ser de tal grado que se siente abrumado. Entonces, la sicoterapia puede ayudar. Hablar con un terapeuta lo puede ayudar a enfrentar sus problemas. Es posible que aprenda nuevas maneras de hacerlo o de cambiar su conducta.

  • La última revisión: July 6, 2013
  • última edición: December 6, 2013