Neuropatía autonómica

La neuropatía autonómica afecta los nervios autonómicos que controlan la vejiga, el tracto gastrointestinal, los genitales y otros órganos.

La parálisis de la vejiga es un síntoma frecuente de este tipo de neuropatía. Cuando esto sucede, los nervios de la vejiga ya no responden normalmente a la presión que ocurre a medida que la vejiga se llena de orina. Como resultado, la orina se queda en la vejiga, lo que ocasiona infecciones del tracto urinario.

La neuropatía autonómica también puede causar disfunción eréctil si afecta los nervios que controlan la erección cuando hay excitación sexual. Sin embargo, el deseo sexual usualmente no disminuye.

Cuando los nervios que controlan el intestino delgado están dañados, puede producirse diarrea, que mayormente ocurre de noche. El estreñimiento también es otro resultado frecuente del daño en los nervios de los intestinos.

A veces, el estómago queda afectado. Pierde la capacidad de trasportar los alimentos por el tracto digestivo, causando vómitos e hinchazón. Este trastorno se denomina gastroparesis y puede cambiar la velocidad en que el cuerpo absorbe los alimentos. Esto hace difícil encontrar el nivel correcto de insulina para cada porción de alimentos.

Los científicos no saben la causa precisa de la neuropatía autonómica y están buscando mejores tratamientos para este tipo de neuropatía.

Síntomas

Este tipo de daño neurológico afecta los nervios que controlan los sistemas del cuerpo. Afecta el sistema digestivo, el tracto urinario, los órganos sexuales, el corazón, los vasos sanguíneos, las glándulas sudoríparas y los ojos. Mire la lista de abajo y tome nota si tiene alguno de esos síntomas. Traiga esta lista a su próxima cita médica.

Sobre el sistema digestivo

  • Me da indigestión o acidez.
  • Siento náuseas y vomito comida sin digerir.
  • Siento que la comida se me queda en el estómago y no la digiero.
  • Me siento hinchado después de comer.
  • Siento el estómago lleno, incluso si como poco.
  • Tengo diarrea.
  • No puedo controlar la evacuación intestinal.
  • Estoy estreñido.
  • No puedo predecir el nivel de glucosa en la sangre. Nunca sé si tengo la glucosa alta o baja después de comer.

Sobre el tracto urinario

  • Tengo problemas para controlar la vejiga (orino con demasiada frecuencia o casi nunca, siento que necesito orinar pero no sale orina o se me sale la orina).
  • No siento la necesidad de orinar, ni siquiera cuando la vejiga está llena.
  • No puedo controlar la vejiga.
  • Tengo infecciones urinarias frecuentes.

Sobre los órganos sexuales                                                        

  • (Para hombres) Cuando tengo relaciones sexuales, tengo problemas para lograr o mantener una erección.
  • (Para mujeres) Cuando tengo relaciones sexuales, tengo problemas para lograr un orgasmo, sentir excitación sexual o tengo sequedad vaginal.

Sobre el corazón y los vasos sanguíneos

  • Me mareo si me paro rápidamente.
  • Me he desmayado tras pararme o cambiar de posición.
  • Me he desmayado repentinamente, sin razón.
  • Cuando estoy descansando, el corazón me late demasiado rápido.
  • Tuve un ataque al corazón, pero no tuve las usuales señales de advertencia, como dolor de pecho.

Sobre las señales de advertencia en caso de un nivel bajo de glucosa en la sangre (hipoglucemia)

  • Antes me ponía nervioso y tembloroso cuando tenía la glucosa baja, pero ya no tengo esas señales de advertencia

Sobre las glándulas sudoríparas

  • Sudo mucho, especialmente en la noche o cuando estoy comiendo.
  • Ya no sudo, ni siquiera cuando tengo mucho calor.
  • Tengo muy seca la piel de los pies.

Sobre los ojos

  • Mis ojos se adaptan con dificultad, por ejemplo, cuando voy de un lugar oscuro a otro con luz o cuando manejo de noche.

Diagnóstico

Para diagnosticar este tipo de daño en los nervios, se necesita un examen físico, además de exámenes especiales. Por ejemplo, una ecografía usa ondas de sonido para examinar la vejiga. Se pueden encontrar problemas del estómago usando radiografías y otros exámenes. Una parte importante del diagnóstico son los síntomas que usted nota.

Tratamiento

Hay varios tratamientos para el daño en los nervios que controlan los sistemas del cuerpo. Por ejemplo, un nutricionista puede ayudarlo a planificar comidas si tiene náuseas o se siente lleno tras solo comer un poco. Ciertos medicamentos pueden acelerar la digestión y reducir la diarrea. Se puede tratar el problema de la erección con medicamentos o dispositivos.

  • La última revisión: December 5, 2013
  • última edición: December 5, 2013