Niñeras y otros cuidadores temporales

Todos aquellos que cuidan a su hijo –desde niñeras hasta parientes adultos– deben recibir entrenamiento básico sobre el cuidado de la diabetes y qué hacer en caso de emergencia.

La seguridad primero: cómo encontrar una niñera que sepa de diabetes

Esto puede ser muy difícil para los padres de niños con diabetes. Una excelente manera de encontrar una niñera experimentada es conocer a otras familias como la suya.

Juntos pueden pensar en opciones de cuidado, entre ellas:

  • Turnarse para cuidar a los niños.
  • Capacitar juntos a una niñera.
  • Poner un anuncio en el periódico de una universidad local en busca de alguien con experiencia relacionada con la diabetes, especialmente si la institución tiene un programa de enfermería.
  • Reclutar a un adolescente o adulto joven con diabetes, o al hermano mayor de un niño con diabetes.

Cómo capacitar a la niñera sobre diabetes

Antes de dejar a su hijo al cuidado de alguien, es importante que la niñera sepa que toda persona con diabetes es diferente, como también todo plan de cuidado de la diabetes.

Esté preparado a entrenar a cada niñera para que sepa:

  • Qué hacer en una situación de emergencia. Describa cuándo y cómo administrar glucagón. Muéstrele a su niñera dónde guarda todos los suministros de emergencia. Asegúrese de que la niñera sepa cómo comunicarse con usted en caso de cualquier pregunta o emergencia.
  • Cómo y cuándo controlar la glucosa y cetonas. Demuestre cómo usar el medidor de su hijo y pídale a su niñera que practique preparando el medidor y midiendo el nivel de glucosa de su hijo.
  • Los límites adecuados de glucosa en el caso de su hijo. Dele instrucciones detalladas sobre qué hacer si el nivel de glucosa es alto o bajo.
  • Cómo administrar la insulina. Demuestre el proceso y deje que la niñera practique, si es posible. Apunte claramente el régimen de insulina de su hijo para que se le administre la dosis correcta.
  • Los indicios y síntomas de hipoglucemia e hiperglucemia en su hijo, y qué hacer si estos se presentan

Meriendas y hora de comida

Ofrézcale a su hijo los alimentos que le gustan. Haga que su hijo participe en la planificación de las comidas y meriendas para asegurarse de que esté dispuesto a comer lo que le prepara.

Dele un horario y menú a la niñera para cada comida y merienda e indíquele cuánta insulina necesitará su hijo con cada alimento.

Si su hijo se niega a comer o quiere otra cosa, dígale a la niñera cómo sustituir alimentos o pídale que lo llame con preguntas. Asegúrese de hablar con su hijo sobre la importancia de la comida o merienda.

  • La última revisión: April 17, 2014
  • última edición: April 17, 2014