Cómo medir la glucosa en la sangre

Las personas con diabetes tratan de mantener el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre lo más próximo posible a lo normal. Mantener el nivel de glucosa en la sangre dentro del rango deseado puede contribuir a prevenir o retrasar la aparición de las complicaciones propias de la diabetes, tales como las lesiones nerviosas, oculares, renales y vasculares.

Una vez que usted descubre que padece de diabetes, usted y su médico elaboran un plan para el cuidado de esa enfermedad. El objetivo del plan consiste en establecer un equilibrio entre los alimentos que ingiere, los ejercicios que realiza y, posiblemente los medicamentos que usted consume para tratar la diabetes (pastillas o insulina).

Existen dos clases de controles que lo ayudarán a saber cómo está funcionando su plan. Son los controles de la glucosa en la sangre y los controles de las cetonas en la orina.

Controles para un seguimiento de la glucosa en la sangre

El seguimiento de la glucosa es la principal herramienta con que contamos para realizar el control de la diabetes. Con ese control, podrá conocer el nivel de glucosa en la sangre en cualquier momento. Es fundamental llevar un registro de los resultados. Cuando analice ese registro junto con su médico, tendrá una idea más clara sobre la manera en que responde su organismo al plan de cuidados de la diabetes. Los controles de la glucosa en la sangre le permiten saber qué funciona y qué no. Con esa información, usted y su médico, dietista o educador de diabetes podrán implementar los cambios necesarios.

Control de la glucemia

  • A1C: < 7,0%
  • Glucosa pre-prandial (en ayunas): 70–130 mg/dl (5,0-7,2 mmol/l)
  • Glucosa post-prandial (después de comer): < 180 mg/dl (< 10,0 mmol/l)
  • Presión arterial: < 130/80 mmHg

Lípidos

  • Colesterol LDL: < 100 mg/dl (< 2,6 mmol/l)
  • Triglicéridos: < 150 mg/dl (< 1,7 mmol/l)
  • Colesterol HDL: > 40 mg/dl (> 1,1 mmol/l)

 

¿Quién debe realizar los controles?

Los expertos sostienen que toda persona con diabetes se puede beneficiar si mide su nivel de glucosa en la sangre. La Asociación Americana de la Diabetes recomienda controles de la glucosa en la sangre si sufre de diabetes y si:

  • Necesita insulina o toma pastillas para la diabetes
  • Se está sometiendo a una terapia intensiva de insulina
  • Está embarazada
  • Le resulta muy difícil medir los niveles de glucosa en la sangre
  • Tiene niveles de glucosa en la sangre demasiado bajos o tiene cetonas debido a niveles de glucosa en la sangre altos
  • Tiene niveles bajos de glucosa en la sangre pero sin las señales de advertencia usuales

Controles de la orina

Los controles de la orina para detectar glucosa no son tan precisos como los controles de glucosa en la sangre. No se recomienda el control de glucosa en la orina, a menos que resulte imposible el control de glucosa en la sangre.

El control de la orina para detectar cetonas es diferente. Ese control es importante cuando la diabetes está fuera de control o cuando la persona está enferma. Es posible detectar en la orina cantidades moderadas o grandes de cetonas cuando el organismo quema grasas en lugar de glucosa como alimento. Eso sucede cuando hay presencia de muy poca cantidad de insulina en el organismo. Todas las personas que padecen diabetes necesitan saber cómo controlar la orina para detectar cetonas.

¿Cómo se mide la glucosa en la sangre?

Debe pincharse el dedo de la mano con una aguja especial llamada lanceta, para extraer una gota de sangre. Con algunos medidores, también puede utilizar el antebrazo, el muslo o una parte carnosa de la mano. Existen dispositivos equipados con lancetas cargadas con resortes para que la extracción de sangre resulte menos dolorosa. Antes de utilizar la lanceta, lávese con agua y jabón las manos o la zona elegida para extraer la sangre. Si usa la yema del dedo, introduzca la aguja en la zona de la yema del dedo más próxima a la uña para evitar dolores en la parte del dedo que usa con más frecuencia.

¿Cómo realizar el control con un medidor de glucosa?

Los medidores de la glucosa en la sangre (o glucómetros) son pequeños aparatos computarizados que "leen" la glucosa en la sangre. En todos los medidores, el nivel de glucemia aparece en forma de números en una pantalla (igual que en una calculadora de bolsillo). Consulte con su médico o educador de diabetes para que le enseñe a usar el glucómetro correctamente. Con todos los adelantos en los medidores de la glucemia, el uso de un glucómetro es mejor que el control visual.

¿Cómo escoger un glucómetro?

Hay muchos glucómetros para escoger. Existen glucómetros para personas con problemas de visión. Otros incluyen memoria para que pueda guardar los resultados en el propio glucómetro. La Asociación Americana de la Diabetes no promociona ni recomienda ningún glucómetro en particular. Si tiene pensado comprar uno, aquí encontrará algunas preguntas para ayudarlo con su selección:

  • ¿Qué glucómetro prefiere su médico o educador de diabetes? Tal vez haya algunos en especial que usen con mayor frecuencia y conozcan mejor.
  • ¿Cuánto cuesta un glucómetro? Algunas compañías de seguros sólo pagan por ciertos modelos de glucómetros. Antes de adquirir un glucómetro, comuníquese con su compañía de seguros y consulte cómo conseguir un glucómetro y suministros. Si su compañía de seguros no cubre los suministros para el control de la glucosa, a menudo podrá obtenerlos con un descuento en el lugar donde se adquiere el glucómetro. Además, también debe tener en cuenta el costo de las tiras reactivas correspondientes y las lancetas. Consulte precios.
  • ¿Es sencillo utilizar el glucómetro? Los métodos difieren. Algunos tienen menos pasos que otros.
  • ¿Es fácil mantener el glucómetro? ¿Es sencillo de limpiar? ¿Cómo se calibra el medidor? Es decir, ¿cómo se ajusta correctamente a la tanda de tiras reactivas que está utilizando?

¿Cómo mido la glucosa en la sangre?

  • Luego de lavarse las manos, inserte la tira reactiva en su medidor.
  • Pinche el costado de la punta de su dedo para obtener una gota de sangre.
  • Toque y mantenga la punta de la tira reactiva en la gota de sangre, espere por los resultados.
  • Su nivel de glucosa en la sangre aparecerá en el medidor.

Para evitar errores o malas mediciones. A continuación, le proporcionamos una lista de los problemas que pueden hacer que el medidor realice una lectura incorrecta:

  • Un medidor sucio
  • Un medidor o tira reactiva que no se encuentra a temperatura ambiente
  • Tiras reactivas vencidas
  • Un medidor sin calibrar (es decir, que no se programó para ajustarse al envase de tiras reactivas en uso)
  • Una gota de sangre demasiado pequeña

Consulte con su médico para verificar si usted está utilizndo el medidor correctamente, por lo menos una vez al año. Con el paso del tiempo, se pueden cometer errores.

¿Cómo registrar los resultados?

Una vez que termina de medir la glucosa en la sangre, anote los resultados y utilícelos para ver cómo la alimentación, la actividad física y el estrés afectan sus niveles de glucosa en la sangre. Ponga especial atención cuando analice el registro de la glucosa en la sangre para comprobar si el nivel se encuentra demasiado alto o demasiado bajo durante varios días seguidos y alrededor de la misma hora. Si esa situación se repite, quizás sea el momento de modificar el plan. Consulte con su médico o educador de diabetes para saber qué significan los resultados en su caso en particular. Eso toma tiempo. Consulte con su médico o enfermera si debe comunicarse inmediatamente por teléfono, en caso de que los resultados registrados no se encuentren dentro de los parámetros deseados.

Tenga presente que a menudo, los resultados de la glucosa en la sangre provocan emociones fuertes. Los resultados de la glucosa en la sangre pueden hacer que usted se sienta disgustado, confundido, frustrado, enojado o deprimido. Es común caer en la tentación de utilizar los resultados para juzgarse a uno mismo. Recuérdese que el nivel de glucemia es una manera de saber cómo está funcionando su plan de cuidados de la diabetes. No es una opinión sobre usted como persona. Probablemente, los resultados indiquen que necesita un cambio en su plan de cuidados de su diabetes.

¿Cómo detectar cetonas?

De vez en cuando, quizás necesite analizar su orina para detectar la presencia de cetonas. Las cetonas en la orina son un indicio de que el organismo está utilizando grasas como energía en lugar de utilizar glucosa, debido a que no cuenta con la insulina suficiente para utilizar la glucosa como energía. La presencia de cetonas en la orina es más frecuente en la diabetes tipo 1.

Los análisis de orina son sencillos pero, para obtener resultados confiables, debe seguir las instrucciones cuidadosamente. Compruebe que la tira reactiva no esté vencida. Lea el prospecto que se adjunta con las tiras reactivas. Repase nuevamente la manera correcta junto con su médico o enfermera.

La siguiente es la forma en que se realizan la mayoría de los análisis de orina:

  • Coloque una muestra de orina en un recipiente limpio
  • Coloque la tira reactiva en la muestra (o puede colocar directamente la tira reactiva bajo el chorro de orina)
  • Con delicadeza, remueva el exceso de orina de la tira reactiva
  • Espere hasta que el dispositivo absorbente de la tira reactiva cambie de color. En las instrucciones se especifica cuánto tiempo hay que esperar
  • Compare el dispositivo absorbente de la tira reactiva con la tabla de colores del frasco de las tiras reactivas. Así obtendrá un parámetro de la cantidad de cetonas en su orina
  • Tome nota de los resultados

¿Qué significan esos resultados?

Si se detectan rastros o pequeñas cantidades de cetonas, es posible que sea el principio de la acumulación de cetonas. En ese caso, deje pasar unas horas y repita la prueba. Cantidades grandes o moderadas son una señal de peligro. Las cetonas alteran el equilibrio químico de la sangre y pueden envenenar el organismo. Jamás realice actividad física si los análisis de orina detectan cantidades moderadas o grandes de cetonas y el nivel de glucosa en la sangre se encuentra alto. Ésas son señales de que la diabetes está fuera de control. Si los resultados del análisis de orina muestran cantidades moderadas o grandes de cetonas, consulte con su médico de inmediato.

Es importante que lleve un registro de los resultados y episodios relacionados. El cuaderno de registros proporciona la información que usted, su médico y su educador de diabetes necesitan para ajustar el plan de cuidados de la diabetes a sus necesidades.

¿Cuándo realizar el análisis?

Consulte con su médico o enfermera en qué momento es conveniente controlar la orina. Es probable que su médico le aconseje controlar la orina para detectar cetonas cuando:

  • El nivel de glucosa en la sangre se encuentra por encima de 300 mg/dl
  • Náuseas, está vomitando o sufre de dolor abdominal
  • Está enfermo (por ejemplo, tiene resfrío o gripe)
  • Se siente continuamente
  • Sediento o tiene la boca muy seca
  • Tiene la piel colorada
  • Dificultad para respirar
  • Su aliento tiene olor "frutal"
  • Se siente confundido o "como atontado"

Consulte con su médico ya que esos pueden ser indicios de altos niveles de cetonas.

  • La última revisión: August 12, 2013
  • última edición: January 3, 2014