Señales de advertencia

Por si fuera poco, la diabetes puede empeorar las cosas. La placa es la principal causa de las enfermedades en las encías. Pero la diabetes también puede contribuir. La diabetes puede disminuir la capacidad de la boca de combatir gérmenes. Un alto nivel de glucosa puede hacer que los problemas en las encías empeoren. Al mismo tiempo, las enfermedades en las encías pueden dificultar el control de la diabetes.

A menudo las enfermedades en las encías no causan dolor. Quizá incluso no sepa que la tiene sino hasta que el daño es serio. La mejor forma de combatirla es ir al dentista con regularidad.

Incluso si la enfermedad en las encías no le causa dolor, debe tener en cuenta estas señales de advertencia.

  • Sangrado de las encías cuando se cepilla o usa hilo dental. Este sangrado no es normal. Incluso si no le duelen las encías, hágase ver.
  • Encías rojas, hinchadas o sensibles.
  • Encías que se separan de los dientes. Es posible que se vea parte de la raíz de los dientes o que estos parezcan más largos.
  • Pus entre los dientes y encías (cuando se presiona las encías).
  • Mal aliento.
  • Dientes permanentes flojos o separados uno del otro.
  • Cambios en la manera en que los dientes encajan cuando muerde.
  • Cambios en el ajuste de dentaduras parciales o puentes.

Si observa alguna de estos síntomas, vaya al dentista.

  • La última revisión: April 16, 2014
  • última edición: April 16, 2014