Cómo comenzar a usar una bomba de insulina

Una vez que hable con su equipo de control de la diabetes y le parezca que está más familiarizado con todas las opciones en su bomba de insulina, usted y su equipo deben hacer lo siguiente para comenzar.

  1. Saquen el promedio del total de unidades diarias de insulina que usa durante varios días para determinar cuánta insulina usará en la bomba de insulina. (Calcule aproximadamente 20% menos si está comenzando a usar insulina de acción rápida.)
  2. Dividan la dosis total y asignen 40-50% para insulina basal y 50-60% para insulina en bolo.
  3. Dividan la porción basal por 24 para determinar la dosis por hora de insulina basal.
  4. Luego aumenten o reduzcan la tasa basal por hora conforme a sus patrones de altibajos, como por ejemplo, más insulina para el fenómeno del amanecer y menos para la actividad diaria.
  5. Determinen una dosis inicial de carbohidratos (relación entre insulina: carbohidratos) usando la regla de 450 (o 500). Dividan por el total de unidades de insulina/día para llegar al número de gramos de carbohidratos que cubre una unidad de insulina. Se puede aumentar o reducir esta dosis según su historia y cuánta insulina de acción rápida tomaba en el pasado.
  6. Determinen la dosis de insulina para corregir un nivel alto de glucosa en la sangre con la regla de 1800 (o 1500). Dividan 1800 por el total de unidades de insulina/día para ver en cuánto una unidad de insulina le reduce la glucosa en la sangre. Su equipo de atención médica debe evaluar esta dosis. A menudo es demasiado alta para niños o personas que tienen diabetes desde hace poco.

Puede que le tome varios meses acostumbrarse a la bomba. Esos meses iniciales son el momento de adoptar buenos hábitos. Estos consejos lo pueden ayudar a acostumbrarse:

  • Use insulina a una hora específica, como cinco minutos antes de comer, para que no se olvide de los bolos.
  • Cuando vaya a alguna parte, siempre lleve suministros adicionales o por lo menos un inyector de insulina, en caso no pueda usar la bomba por algún motivo.
  • Con una bomba de insulina, cuándo come, qué come y cuánto come depende de usted. Puede comer más carbohidratos y lograr controlarse la glucosa en la sangre, pero es posible que aumentar de peso. Hable con su nutricionista sobre esto cuando comience a usar la bomba. Es mucho más fácil no aumentar de peso que perderlo una vez que sube.
  • Cuando se saque la bomba de insulina o la apague, establezca un sistema para recordar volver a prenderla. Esté atento a la alarma de la bomba o use un cronómetro.
  • Adquiera el hábito de anotar las mediciones de glucosa en la sangre, la cantidad de carbohidratos, la dosis de carbohidratos, las dosis de corrección y cuándo hace ejercicio. Realmente ayuda sentarse a examinar sus notas sobre la glucosa al final de cada semana (o incluso todos los días) para ver si tiene algún problema. Examinar sus notas es clave para mejorar el control de glucosa en la sangre.
  • Puede usar los formularios que tiene su proveedor de atención de diabetes o el fabricante de la bomba de insulina, o puede hacer los propios. Simplemente asegúrese de tener suficiente espacio para apuntar todo lo que necesita. Lo mejor es tomar notas todos los días, pero algunas personas encuentran que tomar notas dos días entresemana y un día durante el fin de semana les da suficiente información para notar patrones.

Esta es mucha información. Afortunadamente, no es necesario que se convierta de la noche a la mañana en un experto en bombas de insulina. Si tiene cualquier duda, puede pedirle ayuda a su equipo de control de la diabetes. Todos aprenden a diferente ritmo, y está bien si le toma un tiempo acostumbrarse. Además, la Asociación Americana de la Diabetes también tiene recursos para ayudarlo. Obtenga más información sobre la bomba de insulina en Guía para el consumidor del 2013.

  • La última revisión: October 17, 2013
  • última edición: December 9, 2013