Síndrome de ovario poliquístico (PCOS)

El síndrome de ovario poliquístico (PCOS por sus siglas en inglés) es la causa más común de infertilidad de la mujer.

Los ovarios de la mujer tienen folículos, que son los sacos diminutos y llenos de líquido que contienen los óvulos. Cuando el óvulo madura, el folículo lo libera para que pueda desplazarse al útero para la fertilización. En mujeres con el síndrome, los folículos inmaduros se agrupan y forman quistes o bultos grandes. Los óvulos maduran con los grupos de folículos, pero los folículos no se abren para liberarlos.

Como resultado, las mujeres con el síndrome a menudo no tienen periodos menstruales o solo los tienen de vez en cuando. Debido a que no se liberan los óvulos, la mayoría de las mujeres con el síndrome tienen dificultad para salir embarazadas. Los investigadores calculan que 5–10 por ciento de las mujeres en Estados Unidos tienen el síndrome.

Estos son algunos de los indicios y síntomas más comunes de PCOS en adolescentes o mujeres adultas:

  • Ciclos menstruales anormales
  • Ausencia de periodos menstruales
  • Periodos irregulares
  • Sangrado excesivo o prolongado
  • Dolor durante los periodos
  • Incapacidad de salir embarazada
  • Acné
  • Vellos faciales (más de lo normal para su grupo étnico)
  • Una cintura de más de 35 pulgadas de circunferencia o más ancha que las caderas (forma de manzana)
  • Acantosis nigricans: manchas más oscuras en la piel en los dobleces del cuello, axilas, cintura o ingle

¿Qué causa el síndrome?

Se desconoce la causa exacta de PCOS, pero los estudios están tratando de determinar si lo causan factores genéticos.

Además, ya que muchas mujeres con PCOS también tienen diabetes, los estudios están tratando de determinar si existe una relación entre el síndrome y la capacidad del cuerpo de producir insulina. Existe mucha evidencia de que un alto nivel de insulina contribuye a la mayor producción de andrógeno, que empeora los síntomas de PCOS.

Además, el medicamento Valproate, (que se usa para el tratamiento de convulsiones) puede causar o empeorar los síntomas de PCOS.

¿Cómo se diagnostica el síndrome?

El diagnóstico de síndrome de ovario poliquístico requiere varios pasos.

Su doctor le tomará una detallada historia médica sobre su ciclo menstrual e historia reproductiva, que incluye información sobre los anticonceptivos que haya usado y embarazos que haya tenido.

También le hará un examen pélvico y físico. Durante el examen pélvico, su médico observará si hay hinchazón de quistes en los ovarios. Si encuentra quistes, es posible que le haga una ecografía vaginal o escaneo para examinar los quistes y el endometrio (el recubrimiento del útero).

Si su médico sospecha que tiene síndrome de ovario poliquístico, quizá recomiende análisis de sangre para medir niveles hormonales. En algunos casos, las mujeres con el síndrome, tienen un alto nivel de hormonas como testosterona.

Su médico le medirá el nivel de insulina y glucosa en busca de diabetes o resistencia a la insulina (uso ineficiente de insulina por el cuerpo). Muchas mujeres con síndrome de ovario poliquístico tienen estos trastornos. Su médico quizá también le mida el nivel de colesterol y triglicéridos, ya que con frecuencia, son anormales en mujeres con el síndrome. Una vez que su médico haga un diagnóstico, decidirán juntos la mejor manera de tratar y controlar el problema.

¿De qué manera el síndrome afecta la fertilidad y los embarazos?

Es posible que el síndrome de ovario poliquístico tenga un impacto negativo en la fertilidad porque puede impedir la ovulación. Algunas mujeres con el síndrome tienen periodos menstruales pero no ovulan.

Las mujeres con PCOS pueden tomar medicamentos para la fertilidad como Clomid o inyectárselos a fin de inducir la ovulación. Las mujeres también pueden tomar medicamentos para aumentar la sensibilidad a la insulina o esteroides (para reducir el nivel de andrógeno) a fin de inducir la ovulación. Algunos estudios también indican que tomar una dosis baja de aspirina, que ayuda a prevenir la coagulación en el recubrimiento uterino y mejora la circulación, puede mejorar la probabilidad de un embarazo.

Parece haber una tasa más alta de abortos naturales en mujeres con PCOS. Se está estudiando el motivo. Es posible que contribuya a ello un nivel más alto de hormona luteinizante, que contribuye a la secreción de progesterona.

Un nivel elevado de insulina y glucosa puede causar problemas en el desarrollo del embrión. La resistencia a la insulina y los retrasos en la ovulación (más de 16 días después del inicio del ciclo menstrual) también pueden reducir la calidad del óvulo, lo que puede llevar al aborto natural.

La mejor manera de evitar un aborto natural en mujeres con PCOS es normalizar los niveles hormonales a fin de mejorar la ovulación, como también el nivel de andrógeno y glucosa en la sangre. Últimamente, más médicos están recetando el medicamento metformina para mejorar estos niveles.

Ya que PCOS causa un alto nivel de glucosa en la sangre, puede ser útil que las embarazadas con el síndrome se hagan pruebas de diabetes gestacional antes de lo que normalmente se prescribe. La diabetes gestacional ocurre cuando se ve afectada la capacidad de la mujer de procesar glucosa. El alto nivel de glucosa en la sangre de la madre puede hacer que el bebé sea grande y tenga pulmones inmaduros, como también que madre e hijo tengan problemas durante el parto. Por lo general se usa una dieta minuciosamente balanceada, inyecciones de insulina o ambos para controlar la diabetes gestacional.

Ciertos médicos permiten que las embarazadas con PCOS sigan tomando metformina durante el embarazo, mientras que otros no se la recetan a mujeres que están tratando de concebir. No existe evidencia de que cause defectos congénitos, pero se desconocen los efectos a largo plazo en el bebé. Las mujeres deben hablar con su médico sobre los riesgos y beneficios de los medicamentos. Por lo general se vigila más de cerca a aquellas que toman el medicamento. Después del embarazo, muchas mujeres con el síndrome tienen ciclos menstruales normales y se les hace más fácil volver a salir embarazadas.

¿Las mujeres con el síndrome tienen un riesgo más alto de tener otros problemas de salud?

Las mujeres con PCOS pueden tener un riesgo más alto de otros trastornos.

Los periodos menstruales irregulares y el no ovular hacen que las mujeres produzcan estrógeno pero no progesterona. Sin la progesterona, que hace que se elimine el endometrio cada mes con el periodo menstrual, es posible que este crezca demasiado y sus células cambien. Este estado precanceroso se llama hiperplasia del endometrio.

Sin tratamiento, el endometrio que se vuelve cada vez más grueso puede pasar a ser cáncer endometrial. PCOS también está relacionado con otras enfermedades que se presentan después de algunos años, como resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, colesterol alto, endurecimiento de las arterias (aterosclerosis), presión alta y enfermedades del corazón.

La depresión o cambios anímicos también son comunes en mujeres con el síndrome. Si bien se requiere más investigación para averiguar sobre esta relación, hay muchos estudios que establecen una relación entre la depresión y la diabetes. Por lo tanto, con PCOS, es posible que la depresión esté relacionada a la resistencia de insulina. También puede ser resultado de desequilibrios hormonales y síntomas cosméticos del trastorno. El acné, la pérdida de cabello y otros síntomas de PCOS pueden disminuir la autoestima. La infertilidad y los abortos naturales también pueden ser estresantes. Los medicamentos que restablecen el equilibrio de los niveles hormonales o los antidepresivos pueden ayudar a sobrellevar estos sentimientos.

¿Cuál es el tratamiento para el síndrome?

Ya que no existe cura para PCOS, se debe controlar para prevenir problemas adicionales.

Hay muchos medicamentos que controlan los síntomas de PCOS. Los médicos a menudo recetan pastillas anticonceptivas para este fin. Las pastillas anticonceptivas normalizan la menstruación, reducen el nivel de andrógeno y ayudan a eliminar el acné. Su médico le dirá si las pastillas anticonceptivas son apropiadas para su caso y qué tipo debe tomar.

Otros medicamentos pueden ser beneficiosos con los problemas cosméticos. Existen también medicamentos para controlar la presión alta y el colesterol. Se puede tomar progestinas y medicamentos para aumentar la sensibilidad a la insulina a fin de inducir un periodo menstrual y restaurar ciclos normales. Una dieta balanceada con pocos carbohidratos y un peso saludable pueden disminuir los síntomas de PCOS. El ejercicio frecuente ayuda a perder peso y también a que el cuerpo reduzca el nivel de glucosa en la sangre y use la insulina más eficientemente.

Si bien no se recomienda como primer tratamiento, existe una operación para el tratamiento de PCOS, llamada incisión ovárica. Se realiza un pequeño corte encima o debajo del ombligo y se inserta un pequeño instrumento llamado laparoscopio que sirve como telescopio en el abdomen. Durante la laparoscopía, el médico puede hacer punciones en el ovario con una aguja delgada que tiene corriente eléctrica para destruir una pequeña porción del ovario. La cirugía puede mejorar los niveles hormonales y la ovulación, aunque es posible que la mejoría dure solo unos meses.

  • La última revisión: July 2, 2014
  • última edición: July 2, 2014

Articles from Diabetes Forecast® magazine:

Diabetes Forecast